DestacadasGeekadas

Combinar dos cuentas Battlenet y mi cabreo con Blizzard

Combinar dos cuentas Battlenet es un asco. No sé si escribo esto por informar o por desahogarme, pero he tenido que dejar pasar al menos un día para poder escribirlo sin autocensurar medio artículo. Si ayer a estas horas me pongo a escribir, os prometo que lo más bonito que iba a llamarlos era hijos de la gran @#%@!!!.

En fin… Blizzard no es que pase por su mejor momento, ni que ninguno creamos que son precisamente unos santos. Para más detalles siempre podéis leeros el artículo bomba que escribió mi compañero cuando pasó todo lo que pasó, pero es que últimamente no hacen más que cabrear al personal. Os pongo en antecedentes:

Situación y antecedentes

Soy usuario de Battlenet desde 2014. De hecho, en 2017 me compré la edición juego del año de Overwatch y tengo el Diablo 3 y el Destiny 2 por ahí dando vueltas. Creo que además voy a ser capaz de recuperar el Destiny 2, algo bueno tenía lo de hacer este artículo. Bien, el asunto es que tengo tres juegos comprados con mi cuenta más sus logros y skins. Serán poca cosa porque tampoco es que juegue mucho, pero son MIS pocas cosas y entre ellas una pack de la Blizzcon de 2017. Pues aquí comienza lo divertido.

Hace algo más de un año mi compi Jamsa me abre las puertas de World of Warcfraft.  Sí, vale, llegué tarde, las cosas como son. Llevaba muchos años queriendo jugar, pero lo de la suscripción me desanimaba bastante.  Además, digamos que pasé por una fase de separación forzosa de todo lo que oliese a friki. El caso es que, cuando tuve tiempo para poder volver a mis frikadas, lo que no tenía era pasta y lo de la suscripción era inviable. Así que allá que se presenta Jamsa y me dice que use su cuenta y que juegue todo lo que quiera. Después de una semana, lo que yo quería era jugar en mi puñetera cuenta.

Bien, pues no pasa nada, Jamsa me dice que puedo usar la versión de prueba. Que me invita como amigo para ir avanzando en mi cuenta y ahí que me meto. Me duró un par de días la prueba, llegué a nivel 20 y se acabó. Así que decidí que me compraba una suscripción de un mes. Lo compré en Amazon porque ponía que venía con todas las expansiones salvo la última y me hacía ilusión tenerlo físico. Al intentar meter el código en mi cuenta de Battlenet me encuentro con esto:

 

Primer golpe contra el muro. Con muchísimas ganas de jugar, habiéndome dejado un dinero que para mí en ese momento era un esfuerzo y con toda la ilusión del mundo, te encuentras este mensaje. Me pongo en contacto con el soporte y mi sorpresa es que me dicen que no puedo activar el código de 30 días en esta cuenta porque este código es solo para cuentas nuevas.

suscripción mes WoW

Solución que me dan desde soporte

No te preocupes, creáte otra cuenta y mete el código y ya puedes jugar. Como solución no era mala, así que, era una forma de no gastarme otra vez el dinero y como mucho, perdía el progreso hasta nivel 20 del primer personaje. Pues bueno, total, no era una gran pérdida.

Con otro correo electrónico, me creo una segunda cuenta en la que ingreso este código, totalmente ajena a lo que me esperaba si se me ocurría combinar ambas cuentas en algún momento, porque claro, eso en la solución de soporte lo omitieron.

El caso es que me pego un mes jugando, echando más horas que un reloj y consigo subir un personaje a nivel máximo de cara a Shadowland. El caso es que hago progresos y cuando llega la hora de decidir continuar con la suscripción me encuentro que tengo una serie de avances hechos en esta nueva cuenta. Por lógica, la suscripción de los seis meses la contrato en esta cuenta. Desde entonces he seguido jugando, a WoW, tengo varios personajes a nivel máximo, reputación en algunas zonas, mascotas que he comprado, juguetes que me han caído, aspectos, logros…

Y, cómo no será mi suerte, que en uno de los eventos de hace algunos meses había una rara probabilidad de que te callese el Ruinalcón illidari. De hecho, a mi me daba igual el condenado dracohalcón, esos bichos parecen langostinos con alas. No quería el Ruinalcón y aquí mi dichosa suerte: ¡Toma Ruinalcón a la primera! 

Combinar las dos cuentas de Battlenet

Yo sé que esto ya es cabezonería pura y dura y lo admito abiertamente. Me dedico a pensar en la usabilidad web y me supera tener que cerrar sesión y abrirla de nuevo con otra cuenta cada vez que quiero jugar a Overwatch o a Diablo 3. Además, me da bastante miedo que, con el tiempo, se me pierda la contraseña o el acceso a la segunda cuenta donde tengo el WoW, porque no la uso para nada más que para esta cuenta. Así que llegados a este punto decido combinar ambas y me encuentro con el problema. Ahora mismo tengo:

  1. Una cuenta con WoW, todos sus progresos y los regalos de las suscripciones de seis meses.
  2. Otra cuenta con Overwatch, Destiny 2, Diablo 3 con todas las expansiones y un paquete de la Blizzcon de 2017.

La solución más simple es pasar el Wow de la cuenta que tuve que crear de cero por recomendación del soporte técnico a la que tengo los demás juegos. ¿Qué sucede si hago eso? Al parecer mantengo todos mis personajes y sus niveles, pero a cambio pierdo todo lo demás. Eso significa, la reputación que me ha costado horas conseguir, los juguetes que me han caído, las skins, las monturas por las que he pagado, los regalos exclusivos de las suscripciones de los seis meses y mi puñetera dracogamba (ruinalcón) a la que ya le he cogido cariño y que posiblemente no pueda volver a conseguir.

Solución a este dilema: Ninguna

El soporte técnico se lava las manos, te pone las condiciones y te dice que te peines con la ralla al lado. Que son lentejas. Tus opciones pasan por perder el progreso de un juego o el de tres más un juego. Si no te gusta, que te quedes como estás y que dejes de dar por culo. En definitiva, que pagas sus puñeteras suscripciones, pagas por las expansiones de mierda (abro paraguas) como Shadowland, pagas por los propios juegos y luego resulta que no son tuyos, ni eso, ni tu progreso, ni tu tiempo, ni nada de nada.

Lógicamente no quiero perder todo eso, así que la otra opción es pasar los juegos que tengo en la cuenta que lleva creada desde 2014 a la cuenta donde está WoW. ¿Voy a perder el progreso de los juegos, las skin de Overwatch y el paquete de la Blizzcon de 2017? Sí, voy a perder todo eso y mi cutre progreso de Heroes o de Hearthstone. ¡Que sí, que es muy poca cosa! Que seguro que alguien con más tiempo, ganas y habilidad que yo consigue lo mismo en un par de tardes (exagerando). Pero ha sido invertir mi tiempo, mis ganas y mi esfuerzo y que no me da la gana perderlo. Y eso no es todo, además, pierdo Overwatch, porque Overwatch no se puede migrar a otra cuenta. Así que si quiero volver a jugar a Overwatch lo vuelvo a pagar y encima lo empiezo de cero.

Todas las compañías son iguales

En diciembre tuve otra parecida con el online de Nintendo Switch. Esta vez fue una suscripción familiar de un año completo que he pagado para poder tener acceso al paquete extra de juegos de Nintendo 64. Teniendo ya el online familiar, obviamente sin el paquete, que se renovaba en septiembre. Es decir, no llegaba a tres meses de uso de esa suscripción y no te daban alternativa a pagar un plus por el paquete, que hubiese sido lo razonable.

No, te decían que comprases la suscripción completa anual con el paquete de expansión. La compras y te anulan la anterior. Se quedan con el pago de los 9 meses restantes, que no te devuelven y te dicen que tu suscripción ha comenzado de cero. Si tenéis una pequeña empresa, intentad hacer algo parecido a esto a un cliente, a ver qué pasa. Sin embargo en el caso de Nintendo y Blizzard, tú como cliente todavía das gracias de que el soporte te responda.

Por si no os ha quedado claro, al final mi decisión es quedarme con las dos cuentas y, hablando en plata, joderme. Es el mal menor. Sin embargo, si alguien que estuviese interesado en hacer algo parecido llega a leer esto, a ti te digo:

No te molestes en ponerte en contacto con ellos, no pierdas más el tiempo y sigue jugando o haciendo lo que te parezca sin llevarte el mal rato, que no merece la pena.

Ast

Periodista de día, gamer de noche. Me encantan los videojuegos, las novelas fantásticas, el modelismo, la pintura, el dibujo, los cosplays… ¡Demasiadas cosas y muy poco tiempo! Soy periodista, pero me gano la vida como diseñadora web. Me flipa la tecnología y combinarla con mis aficiones, así que… ¿por qué no crear Geek Games? Quiero compartir mis proyectos de pintura de miniaturas, los futuros cosplays y las fotos más chulas, además de artículos y reportajes sobre los aspectos más curiosos de los videojuegos. Si te parece poco, lo hago en mis ratos libres, espera a que tenga tiempo y… ¡verás!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba